viernes, 14 de diciembre de 2012

Ande yo caliente ...

Y es que en invierno que tus pies no pasen frío es super importante. Tienen el poder de ser los primeros en quedarse helados, y contagiar al resto del cuerpo. Yo tengo cierta facilidad para que se queden congeladitos, pero desde el año pasado la verdad es que encontré la solución: Mis UGG. Nunca he sido muy fan de comprarme lo que ya es más que una moda, porque a veces corres el riesgo  al verlo en todas partes, perder la originalidad. La verdad es que las archiconocidas botas de la marca australiana y otras del estilo llevan varios años pisando y arrasando nuestras aceras y las de medio mundo en invierno. Pero ... (siempre hay un pero) se presentó ante mí la oportunidad de conseguir un super chollo en botas UGG  y no pude dejarla pasar. Me quedé con el modelo Plumdale que tiene la originalidad que buscaba con una borla y una vuelta de pelo, pero con el color castaño clásico de las UGG que me encanta. Y ahora lo importante, son tan cómodas, calentitas y confortables que es como  andar con una mantita de peluche envolviendote los pies.







Pasad buen finde y abrigaos los pies!!
Besitos desde el armario secreto de mi hermana

6 comentarios:

  1. ay me encanta este modelo!!!! Y mira que llevo tiempo diciendo que me voy a comprar unas, pero nada...

    ResponderEliminar
  2. Demasiado calentitas para mi. MP

    ResponderEliminar
  3. Hola¡ las ugs fantásticas en Valencia me las pongo poco pero cuando hace frio son lo mejor¡¡
    Te invito a que pases por mi blog y si te gusta seguirnos, un besazo

    http://elmundodepalmira.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios!!!